top of page

Psoriasis

La psoriasis es una enfermedad autoinmune crónica que afecta la piel. Se caracteriza por la formación de manchas rojas y escamosas en la piel que pueden causar picazón y dolor. La afección puede afectar cualquier parte del cuerpo, incluido el cuero cabelludo, las uñas y las articulaciones. Se estima que más de 125 millones de personas en todo el mundo tienen psoriasis, lo que la convierte en una condición común.


Síntomas de la psoriasis


Los síntomas de la psoriasis varían de persona a persona, pero los síntomas más comunes incluyen:


Manchas rojas de piel cubiertas con escamas plateadas

Picazón o ardor en la piel

Piel seca y agrietada

Uñas engrosadas, picadas o con surcos

Articulaciones hinchadas y rígidas

tipos de psoriasis


Hay varios tipos de psoriasis, cada uno con sus propias características únicas. Los tipos más comunes de psoriasis incluyen:


Psoriasis en placas: Esta es la forma más común de psoriasis, representando aproximadamente el 80% de los casos. Se caracteriza por la formación de parches de piel rojos y elevados cubiertos con escamas plateadas.


Psoriasis guttata: este tipo de psoriasis a menudo afecta a niños y adultos jóvenes. Se caracteriza por la formación de pequeñas lesiones en forma de gota en la piel.


Psoriasis inversa: este tipo de psoriasis afecta los pliegues de la piel, como las axilas, la ingle y debajo de los senos. Se caracteriza por manchas rojas y lisas en la piel que a menudo se irritan por el sudor y la fricción.


Psoriasis pustulosa: este tipo de psoriasis se caracteriza por la formación de ampollas llenas de pus en la piel.


Psoriasis eritrodérmica: esta es la forma menos común de psoriasis, pero puede poner en peligro la vida. Se caracteriza por enrojecimiento generalizado y descamación de la piel.


Causas de la psoriasis


Se desconoce la causa exacta de la psoriasis, pero se cree que es una combinación de factores genéticos y ambientales. Ciertos factores desencadenantes pueden provocar un brote de psoriasis, entre ellos:


Estrés

Infecciones, como faringitis estreptocócica o infecciones de la piel.

Ciertos medicamentos, como los betabloqueantes y el litio

Clima frio y seco

Lesión en la piel, como cortes o quemaduras.

Tabaquismo y consumo excesivo de alcohol

Tratamiento de la psoriasis


Si bien no existe una cura para la psoriasis, existen varias opciones de tratamiento que pueden ayudar a controlar los síntomas de la afección. Éstas incluyen:


Medicamentos tópicos: las cremas y ungüentos que se aplican directamente sobre la piel pueden ayudar a reducir la inflamación y controlar la picazón.


Fototerapia: el tratamiento con luz ultravioleta puede ayudar a retrasar el crecimiento de las células de la piel y reducir la inflamación.


Medicamentos sistémicos: se pueden usar medicamentos orales o inyectables para tratar casos graves de psoriasis.


Cambios en el estilo de vida: hacer ciertos cambios en el estilo de vida, como reducir el estrés, dejar de fumar y limitar el consumo de alcohol, puede ayudar a controlar los síntomas de la psoriasis.


Vivir con psoriasis


Vivir con psoriasis puede ser un desafío, tanto física como emocionalmente. Es importante trabajar en estrecha colaboración con su proveedor de atención médica para encontrar un plan de tratamiento que funcione mejor para usted. Además, buscar el apoyo de familiares, amigos o grupos de apoyo puede ayudarlo a sobrellevar el costo emocional de la afección.


En conclusión, la psoriasis es una enfermedad autoinmune crónica que afecta a la piel. Si bien no existe una cura para la psoriasis, existen varias opciones de tratamiento disponibles para controlar los síntomas de la afección. Es importante trabajar en estrecha colaboración con su proveedor de atención médica para encontrar un plan de tratamiento que funcione mejor para usted y buscar el apoyo de familiares, amigos o grupos de apoyo para ayudarlo a sobrellevar el costo emocional de la afección.

3 visualizaciones0 comentarios

Commenti


bottom of page